Google
 

sábado, 5 de abril de 2008

Retenciones (Primer Intento)

Es oficial, acá va mi primer intento (seguramente fallido) de explicar porqué el gobierno recurre a unas altas retenciones que le trajeron contados problemas en muchos aspectos (Políticos, seguramente en cuanto a la legalidad de las restricciones, sociales y económicos con el desabastecimiento y el consecuente incremento de precios).
Buen vagando en los recónditos de mi mente me acordé de un modelito ("Some unpleasant monetarist arithmetic") que en su momento me pareció muy simple y de fuertes conclusiones (también con considerables supuestos pero qué modelo no los tiene) y aplicaciones para un país como Argentina. Lo que Sargent y Wallace dicen acá es que si el gobierno tiene un déficit constante, tiene algún tipo de restricción para pedir préstamos y la política monetaria está únicamente para darle financiamiento al gobierno imprimiendo dinero, llega un día que la situación no aguanta más y se da un quiebre en esta sociedad léase un default o alguna crisis por el estilo. En criollo, si no tenés a quien pedirle plata y encima tenés una deuda gigante, esa situación es insostenible.
Obviamente Argentina no está ni cerca de eso porque tiene un superávit importante aunque el gasto crece a niveles importantes.
Por su parte, la política monetaria está sujeta al modelo de tipo de cambio alto y fijo (que parece ser la base inalterable del modelo) por lo que el BCRA se dedica plenamente a este objetivo y de esta manera no es un posible financista del gasto del gobierno. Sin contar, la siempre presente y discutida suba de precios.
Además empiezan a suceder cosas como ésta y ésta. Y si le sumamos que el gobierno todavía sigue en default con parte de los acreedores, es decir, los que quedaron fuera de la negociación de la deuda y los que forman parte del Club de París.
A donde quiero llegar con todo esto (ya ni yo sé)? A que las vías de financiamiento externo y local están desde hace rato complicándose para Argentina. Y a pesar de que no corre un déficit permanente, sí necesita financiar parte del crecimiento (a paso acelerado) del gasto público.
Y qué entra en juego ahí?? Bingooo...las tan discutidas retenciones. Los impuestos son la última vía no discutida y sencilla (por la hegemonía política del gobierno) para financiar las repartijas del gobierno. Ahora por qué no se aumentó otro tipo de impuesto?? Bueno intentaremos discutirlo más adelante (en otro post).
Así que hasta acá hemos llegado hoy. Espero que les haya gustado este cuentito que usé para convencerlos de porqué el gobierno (al que nunca le gusta bajar el gasto por naturaleza) vio su única salida en una suba indiscriminada de impuestos (en este caso las retenciones).
Ahora sí me despido hasta dentro unos días cuando intentaré exclarecer y ampliar (o empeorar y recortar) mi explicación acerca de este tema que trae tanta polémica.