Google
 

miércoles, 16 de abril de 2008

Reflexiones de colectivo (y colectivas)

Como en mi primer post, ayer me topé con una situación que me dejó diferentes sensaciones mientras volvía hacia mi casa en colectivo. Iba sentado muy aburrido y se me aparecieron al lado un chico y una chica que se ve venían de la facultad y tenían aproximadamente entre 20 y 24 años de edad, es decir, eran jóvenes. Y normalmente como no estaba haciendo nada escuchaba acerca de lo que charlaban. Lo que me sorprendió en realidad fueron las frases del chico que voy a mencionar a continuación en orden de que tanto me dejaron pensando:

(Hablando de la hermana de la chica y el novio)

“Pero tu hermana tiene 17 años y el novio tiene 23, no se llevan tanto, se llevan (pausa de 5 segundos) menos de 5 años.”

(Hablando de un amigo de ambos que tenía epilepsia y no compraba los medicamentos. La chica opinaba que no los compraba porque no tenía plata)

“Si el pibe quiere los medicamentos los consigue. Siempre hay formas. Vas a un hospital hablás con uno de ahí y que se los robe por vos y que te los venda después.”

(Hablando de los límites de la escuela y de los padres. Según comentarios de la chica el chico se había descarrilado antes en su vida)

“Los padres no tienen ninguna importancia, no ponen ningún límite en la vida de uno. Mis viejos nunca estuvieron en mi casa y mirame a mí. La verdad que si te sale un hijo bueno es de culo.”

“En la escuela no te ponen límites ni te enseñan nada. Lo único que te enseñan es quien es Sarmiento.”

Ahora comentemos un poco estas ideas. Buen de la primera no hay nada que hablar, algo más que gracioso aunque triste viniendo de un universitario. Con respecto a la segunda, tenía dudas de si ponerla como la más grave. Yo en ese momento pensé que iba a decir algo como salir a laburar pedir plata prestada. Pero robar parece que es la salida fácil para el pensamiento de muchos. La última parte del tercer comentario es aberrante, depende de la suerte si tenés un hijo bueno? Qué clase de padre vas a ser en el futuro con ese pensamiento?

Y la última frase, espero que no resuma lo que se piensa de la educación en Argentina.

Claro está, esta mezcla de frases me hizo pensar acerca de mis contemporáneos (la juventud).

Personalmente nunca estuve tan en desacuerdo cuando vengo chusmeando a ver que se dice en el colectivo. Creo que un 75% (por poner algún número) de la persona que soy es por mi familia y mi educación (el resto es por mis amigos seguramente y otras situaciones de la vida). Pero el post este se originó porque me dejó más preguntas que respuestas. Obviamente no puedo generalizar nada a través de un comentario de un colectivo. Pero me gustaría saber qué piensan los que nos frecuentan. Representan estas opiniones a la juventud argentina? Qué tanto importa la educación? La única función que cumplen los centros educativos (escuelas, universidades, etc.) es enseñarnos cosas como quién es Sarmiento? Es robar (aún en un caso muy extremo) la solución a algún problema? Tengo mis respuestas al respecto pero me gustaría saber cómo es el pensamiento a nivel general de los jóvenes. Buen espero respuestas (aunque sean pocas). Es todo desde acá.

Saludos a todos

Bob

9 comentarios:

Opinóloga dijo...

En mi opinión representan a una parte de la juventud. Pero creo que esa parte, es aquella que no le interesa progresar, que a la hora de buscar un trabajo digno, ya sea para comprar medicamentos o para simplemente alimentarse, se las rebusca robando. Esa es la solución para ellos, mientras que por el contrario creo que es hundirse completamente. Creo que esto tiene mucho que ver con la formación que uno recibe, tanto en la escuela como en la casa. Tiene que ver con los valores que vamos adquiriendo a medida que crecemos, y quieras o no, nuestros padres tienen mucho que ver con ellos. Probablemente, este chico no tenga demasiados valores, porque no tuvo una imagen maternal ni paternal presente, tal como le comentó a su amiga.

Bob dijo...

Está bien estoy de acuerdo. Pero la pregunta sería es esa parte que piensa como este chico mayoría? Porque ahí estamos en graves problemas. Esto es una pelota de nieve cayendo de una montaña en ese caso. Los hijos de este chico van a salir buenos o malos según la suerte (según él) y al padre no le va a interesar darle valores o peor les dará los que el tiene, los de robar y no querer estudiar. Ni hablar si los manda a trabajar desde chicos para mantenerlo. Porque si este es el caso no importa que política o política económica apliquemos vamos en retroceso seguro. Eso es más que nada lo que me preocupa.

paula b. dijo...

Definitivamente las respuestas que da la chica y el chico a los problemas que plantean respecto del colegio, medicamentos, familia, etc. vienen de personas que su educación, familia, amigos y se podría decir la vida no les dio nada o lo que les dio no lo supieron valorar ni aprovechar.
En lo que a mi respecta pienso completamente diferente. ¿Como para conseguir medicamentos vas a robar?, por mas de que no tengas un peso en el bolsillo nunca pensaría que una opción para poder salir de eso es robar, en todo caso, salgo a trabajar o me dirijo a un hospital a pedir ayuda o al Estado si es necesario. Es algo completamente ilógico, algo que lo decís sin pensar realmente de lo que estas hablando. Con respecto a la educación y familia creo que las dos las ubicaría dentro de la misma “bolsa” por así decirlo, ambas me dieron las herramientas para ser lo que hoy soy y creo que no fueron nada erradas. El jardín, la escuela, la facultad no solo son instituciones que te enseñan, como dijo la chica, “quien fue Sarmiento”, te dejan mucho más de lo que uno piensa… eso si! También hay que ver cuantas ganas tiene uno de aprovechar eso y sacarle el mayor “jugo” posible.
En fin para no seguir extendiendo mucho más mi comentario, como se darán cuenta estoy completamente en desacuerdo con lo que comentaban estos chicos y creo que muchos de los jóvenes de ahora piensan igual o muy parecido a ellos. Ahora, mi pregunta seria… como hacemos para cambiar esto?…

Bob dijo...

Paula b.
Buen lo primero que quiero hacer es salvar a la chica del colectivo, estuvo al margen de todos los comentarios (en el fondo creo que no opinaba como él).
Segundo, sin duda la escuela o colegio y universidad son mucho más que lugares para estudiar y aprender. Son las responsables de imponer algún tipo de límite o imponer cierta clase de valores, de actuar como lugar de contención (más que nada en educación primaria y secundaria) y también de enseñarnos a razonar y pensar ante nuevos problemas (la universidad mayormente). También estaría bueno ver si la mayoría de estos lugares cumplen con estas funciones. Pero también es verdad como decís que es responsabilidad de cada uno en parte "sacarle el jugo".
Por último me gusto tu pregunta. Asumiendo que la mayoría de jóvenes piensa así. Podemos hacer algo para cambiarlo? Y finalmente qué es lo que podemos hacer?

Anónimo dijo...

Yo creo que independientemente de lo que uno en forma particular pueda pensar respecto a determinados temas, hay un patrón que se viene repitiendo desde hace ya unos años.
La pèrdida de cultura. Porque nos guste o no, estamos en un momento histórico en el que ya da igual, trabajar o no. Ganarse la subsistencia o no. No hay premios para quienes estudiamos, trabajamos, o simplemente nos esmeramos por ser cada vez mejores, que tenemos metas y objetivos que perseguir. Pero lo más grave, no hay castigo para quienes hacen todo lo contrario.
Si en la calle, ya da todo igual. Desde cruzar el semáforo en rojo hasta robarle a otro, aquello que seguramente le costó mucho trabajo conseguir.
Esto va más allá de un modelo político o económico, como bien dijeron. Porque antes, había algo que hoy se está perdiendo, o por lo menos, pareceria ser que eso intentan lograr, y es la ética y la moral. Dónde se aprende? Sí, en casa, en el colegio... o en la calle. El problema es que ya no hay lugar donde se enseñe...

Anónimo dijo...

"No hay premios para quienes estudiamos, trabajamos, o simplemente nos esmeramos por ser cada vez mejores, que tenemos metas y objetivos que perseguir" claro que no hay premios...cada uno hace lo que cree conveniente, y si realmente lo hace a conciencia y sabiendo que es lo mejor para su futuro,la única devolución que debiera esperar es la satisfacción de tener una mayor formación, mayores conocimientos y a lo sumo un mejor pasar.

Ericus Leoruber dijo...

Donde dice "vienen de personas que su educación, familia, amigos", paula, debería decir "personas CUYA educación". Algo nos tuvo que dejar el colegio al menos en lo que a encabezar relativas respecta.

Anónimo dijo...

En primer lugar, veo que hay al menos una preocupación al tratar este tema en el blog. Vemos y nos damos cuenta los jovenes, por lo menos algunos, que está pasando algo. Ya no sólo los adultos son los que se encargan de preguntarse: ¿a dónde nos lleva todo esto? ¿ a dónde iremos a terminar si seguimos actuando de esta manera?.
Entonces una vez planteado el problema, sabiendo que nos concierne y nos incluye desde cualquier ángulo, podemos entenderlo mejor.
Conocemos la realidad, la vivimos, creemos conocer las causas o explicaciones pero la pregunta es ¿las apoyamos?¿aceptamos las justificaciones de quienes toman la vida por perdida?. Hay dos opciones:si esa respuesta es afirmativa, entonces somos cómplices de lo que pasa y conformistas, pesimistas, etc. Si la respuesta es negativa: seguimos abriendo los ojos frente a un problema, buscamos las soluciones no adecuadas, ni eficaces sino eficientes. Debemos concretar el objetivo de la mejor manera, abarcando el fin que tenemos en modo total y con efectividad.
Para ello, nombramos a la moral y etica y ellas no dejan de existir, son inherentes a la capacidad racional que tiene la persona. Es decir, alguien con inteligencia (en el sentido propio de la palabra y con indicando superioridad sino igualdad entre todos) es capaz de conocer que las cosas y la realidad tienen un orden. Luego, si conoce el orden en que las cosas tienen que funcionar verá cuán desacertadas son las soluciones que dio la chica o el chico del colectivo. Vemos así que la moral y ética no desaparecen, sino que en algunas personas subyacen por sobre otras cosas que creen más importantes. Nuestra solución es encontrar la manera en que podamos lograr que las personas que no pueden inteligir o abstrar el orden o "deducir" que está mal robar, matar, etc. dar su vida por perdida, puedan ver como vemos nosotros con negatividad respuestas como la dada por los chicos del colectivo.
Sin embargo, como se habrán dado cuenta, no llego a nada en concreto porque no sé cuál es el modo en que podemos salir de este conflicto. Pero dos personas piensan más que una. Por eso propongo seguir con el debate.

王勝 dijo...

.
.
.
.
.
.
.
.
.