Google
 

sábado, 17 de mayo de 2008

Transportándonos a la realidad (Parte 1)

Mientras parte de la blogsfera habla de la fragilidad (por no decir fracaso) del modelo económico actual (véase Elemaco, Rollo, Chiflado 1(Shemp), Chiflado 2(Larry)), aprovechamos para debatir en sus respectivos blogs y armar un nuevo debate por estos pagos. El tema a proponer es transporte en nuestro país. Claro está, el tema de para mucho más que un simple post y es por eso que vamos a empezar hablando de dos temas que generaron controversia en los últimos tiempos: El tren bala (esto fue también a pedido de un comment) y la ampliación de la red de subtes en la Ciudad de Buenos Aires (este tema va en un post aparte). Si veo que el tema gusta en ustedes hay posibilidad de nuevos posts.
Empecemos por lo primero y más controvertido: el tren bala. Desde que se anunció la creación de este tren de alta velocidad que uniría Buenos Aires, Rosario y Córdoba con un costo cercano a los 4000 millones de dólares muchas voces se han levantado en protesta porque consideran que hay obra
s públicas que deberían hacerse que son mucho más urgentes. La mayoría de la gente conoce el estado de los ferrocarriles que diariamente llevan a gente desde la provincia de Buenos Aires hacia Capital Federal y pareciera haber un consenso en que tanto el servicio dado como el estado de los ferrocarriles y vías es muy precario. Por esto es que mucha gente ha sugerido que ese dinero sea usado para otras obras públicas de mayor urgencia y necesidad. Pero como Tincho dijo en un comment en algún blog, "a mi no me convencés hasta que no me traés los datos". Entonces veamos lo que intentará respaldar este post. A continuación armé un cuadrito con datos obtenidos de diferentes presupuestos (provinciales y nacionales) del 2007. Es bastante directo de entender. Lo único que hice a criterio fue decir que esperamos un crecimiento del gasto de 40% uniforme para todos los rubros (bastante pesimista) para poder comparar con números del 2008.

La que nos interesa es la última columna que es la comparación del gasto en cada rubro con el gasto que va a generar el tren de alta velocidad. En azul se encuentran los números que más me sorprendieron, en amarillo de lo que vamos a hablar luego (subtes) y en verde los demás datos. Para hacer la comparación directa con Inversión en Infraestructura ferroviaria vemos que el gasto del tren bala es casi 10 veces lo que se invierte en este rubro. Es decir, podríamos duplicar por diez años la cifra sino haríamos este tren de alta velocidad! Veamos, por ejemplo, ciencia y técnica e infraestructura en educación que tanto banqué antes para generar movilidad social y progreso. Es 13 veces del gasto nacional en escuelas, 241 veces el gasto en universidades y 4.35 veces el gasto en ciencia que hacemos a nivel nacional. Además es el doble de lo que se gasta anualmente en rutas nacionales y otras obras viales. Parecen números bastante sólidos, observando que son todos rubros en los que hay cierta urgencia y ese dinero tendría un mayor y más fuerte impacto.
Por otra parte, hay una fuerte discusión acerca de las posibles tarifas de este servicio. Se comenta que estas sería muy altas (entre el pasaje más barato de avión y el más caro de ómnibus) y por esto esta medida sólo mejoraría los viajes de gente de clase media y alta (hablando de la redistribución!!). Por su parte, el gobierno salió al cruce a decir que el Estado se encargaría (cuando no?) de subsidiar para abaratar tarifas para que esto mejore el bienestar de la gente de menos recursos. Ahora me pregunto, se va a arriesgar el gobierno (dado el costo) a perder el superávit fiscal por este capricho, visto y considerando que es una d
e las bases de este modelo económico. Eso es algo que no me cierra mucho.
También leí hace poco que este tren tendría un impacto tecnológico importante en el país y que este era siempre el tipo de progreso que pedían los economistas. La verdad que no sé que impacto tecnológico pueda tener en nuestra economía, pero por los datos que estoy viendo veo que esa cantidad de dinero podría ayudar en rubros que necesitan inversiones públicas con mucha más urgencia.
Pasemos al tema financiación. Para algunos detalles pueden ver acá. Bonos a
17 y 30 años. Siempre está la deuda para financiarnos ya que la va a terminar pagando alguien dentro de un largo tiempo. Seguimos pasándole deuda a generaciones futuras y muchas veces para gastar en cosas improductivas. Sin contar, que este año y el que viene el gobierno tiene muchos vencimientos de deuda y va a intentar refinanciar también para dentro de un tiempo largo por lo que se va a abultar la deuda para dentro de un tiempo que va a golpear más a las generaciones futuras. Lo peor es que hacen esto cuando hay otras formas de pagar que no acarrearían estos problemas, pero la política siempre primero que la economía, y por eso se paga así el tren bala.
Por último, vayamos al tema corrupción, otra de las razones por la que se han alzado muchas voces contra este proyecto. Esto siempre fue difícil de comprobar en nuestro país, pero voy a hacer un intento. Les dejo primero esta perlita de Clarín. Miren lo que se decía (a través de El País) en junio de 2006 y a donde han llegado los valores por estos días. De 1500 a 3900 millones de dólares en un año y medio. Por qué se dio este salto de valores? Sólo Dios y el gobierno sabe.

Si a esto le sumamos que una de las empresas que va a encargarse del proyecto está acusada de corrupción por diferentes inversiones en América Latina (como podemos ver acá), la cosa se complica un poco más.
La verdad hay demasiados puntos oscuros en este proyecto como para tener algo de optimismo, por lo que no estoy muy de acuerdo con que se lleve a cabo. Espero sus opiniones para poder discutirlo un poco más.
Eso es todo desde acá
Saludos
Bob

p.d: Para los que no tienen ningún tipo de prejuicio ideológico político y para los curiosos, dejo aquí abajo nuestra posición político-económica según www.politicalcompass.org. Aunque no es muy confiable porque estos tests siempre son manipulables, al menos señala por donde andamos cada uno de los integrantes de este blog.

6 comentarios:

Tincho dijo...

Guau! Me lei toda la primer parte. Gracias por la cita, jeje. Muy buen laburo

Muy interesante la cuestion. Aunque es un solo lado de la moneda. O sea... se mira el costo de oportunidad en terminos de dinero, lastima que no sabes cual es el rendimiento social de cada cosa. Y encima yo lo vengo a decir. Tal vez por eso el political compas no?

Yo reconozco que no me gusta mucho la idea. Pondero mas otras cuestiones que tener un trensito que anda a mil, requiere mucha plata y el pasaje es inaccesible. En cuanto a la financiacion ... no veo tan mal el hecho de financiarlo con deuda larga si al final se termina beneficiando a generaciones futuras, al menos 30 años el tren tendra que durar.

Para mi, la mejor opcion seria desitnarlo a mejorar y ampliar la red ferroviaria y generar un sistema de barcazas para mejorar la eficiencia en el transporte. En Pagina mostraban un informe de la situacion y de que se puede ahorra dejando un poco de lado a los camiones.

Para terminar, lei por ahi que el desarrollo tecnologico viene por el lado de el Alstrom que va instalar cetros de no se que en el pais. En el articulo se hacia referencia a que el objetivo era el desarrollo de tranvias. Si mal no me acuerdo, Tavos lo habia levantado en su blog.

Saludos y despues voy con la segunda parte. Repito, muy buen laburo.

Bob dijo...

La verdad que lo del rendimiento social es verdad no hay forma de verlo. Estaban también los que decían que no va a tener ningún impacto económico porque para en sólo 3 ciudades y ya bastante grandes. Pero ahora es un poco difícil de saber.
Lo de la deuda es el tema de siempre. Primero no sabés si va a funcionar o no, pero además lo va a terminar pagando gente que en su mayoría ni votó (por la edad) y no tuvieron la posibilidad de en algún sentido aceptar la deuda o no. Más allá de que funcione o no lo del tren. Es decir, ya empezás con una deuda que no tuviste nada que ver al respecto.
Y buen con respecto a la cita me la acuerdo porque pensaba exactamente igual así que valía la referencia jaja.
Saludos

Anónimo dijo...

Muy buenas ambos informes sobre el transporte. Sin lugar a duda, este es un asunto urgente a solucionar, no con proyectos sino con actos. Siempre nos quejamos de que los argentinos somos irespetuosos, estamos apurados o de mal humor, pero creo que muchas veces eso esta justificado a como arracamos el dia, mucha veces viendo como pasan 5 colectivos llenos y al sexto que podes subirte, viajas como ganado.

Este asunto da para el debate, pero creo que una amplia mayoria cree que se deberia mejorar el transporte publico, tanto subtes y trenes, antes que construir un tren bala, que de seguro es un proyecto que promoverá el turismo y representara un avance tecnologico para el país, pero que no justifica el reemplazo de obras mas urgentes.

Saludos..

Guidito

Tincho dijo...

Politicos benevolentes que le dicen Bob, jaja. Na, honestamente, no se que criterio usar; pero el beneficio esta, a lo sumo que no sabes que hubieran preferido. Pero pasa lo mismo que con el beneficio social. De todas formas, a mi cristina no me dijo durante la campaña que queria hacer un tren de alta velocidad para votarla o no.

Yo el enfasis lo pongo en mejorar el sistema de transporte para bajar costos y dejar de depender de los camiones y el pavimento, que es caro.

王勝 dijo...

.
.
.
.
.
.
.
.
.

王勝 dijo...

.
.
.
.
.
.
.
.
.